La veterana prueba popular de la subida a la Sierra de Baza que este año cumplía su 29 edición ha tenido como protagonista invitada a la meteorología, ya que las recientes nevadas que han caído en la zona de los Prados del Rey, de entre 5 y 7 centímetros de nieve, ponían en duda la opción de coronar desde Baza el punto de los Prados del Rey.
La organización subió a primera hora de la mañana para inspeccionar el terreno y, sobre las 9:30h., se tomó la decisión de finalizar la prueba en la Canaleja Alta, ya que el estado de la pista forestal no era el adecuado para el tránsito de vehículos y participantes, desde la altura del mirador. Además se decidió, acertadamente, cambiar la ubicación de la comida al cortijo de Narváez.
Aun, así varios participantes han podido coronar los Prados del Rey, gracias a una mejora en el tiempo que, conforme iba transcurriendo la mañana, hacía más accesible la subida.
En total han participado unos 180 participantes entre corredores, ciclistas y senderistas. Participación inferior a otras ediciones, debido precisamente a que las previsiones previas al evento no eran muy halagüeñas.
Este año, también hubo que retrasar la salida de los ciclistas y corredores, ajustándolo mejor a los tiempos de finalización que se producían en anteriores ediciones con las esperas prolongadas.
Como es habitual la prueba terminó con el clásico arroz que este año volvió a contentar a todos los asistentes, dejando un buen sabor de boca y ya pensando en el 30 aniversario de esta tradicional carrera, que cumplirá el próximo año su 30 aniversario.

2018-11-05T21:15:59+00:00